Categorías
Conceptos

Aversión al riesgo. ¿Qué tipo de inversor eres?

En la entrada anterior ya hablamos sobre qué condiciona el tipo de inversor que eres, y vimos cómo está directamente relacionada con la aversión al riesgo, por ello vamos a dedicar una entrada entera a este asunto.

¿Qué es la aversión al riesgo?

Tal y como Economipedia define, la aversión al riesgo es la preferencia de un inversor por evitar incertidumbre en sus inversiones financieras, es decir, la manera en la que los inversores afrontan inversiones menos fructíferas.

Este tipo de activos financieros no suelen ser plato de buen gusto para muchos inversores, pero a algunos les gusta arriesgar teniendo una cartera de inversión más rentable pero menos segura. El grado de aversión al riesgo perfilará el tipo de inversor que eres: conservador, arriesgado, o un término medio.

Grados de aversión al riesgo.

Las personas con alta aversión al riesgo son personas con mentalidad inversora conservadora y que, por ende, invertirán su dinero en opciones menos rentables, pero más seguras, consiguiendo una mayor seguridad para su cartera de inversión.

Las personas con baja aversión al riesgo son personas con mentalidad inversora arriesgada y que, por ende, invertirán su dinero en opciones más rentables, pero menos seguras, consiguiendo una menor seguridad para su cartera de inversión.

Existen varios factores que influirán en el tipo de inversor que eres:

  • Información. La información es poder, y contar con ella siempre influirá en el tipo de inversor que seas, por lo que estar al tanto de las últimas novedades que se producen en bolsa hará que tus inversiones sean más o menos arriesgadas.
  • Cómo eres. ¿Qué piensas cuando ves una situación difícil? Si eres una persona conservadora, posiblemente la percibas como una amenaza (alta aversión al riesgo); mientras que si eres una persona arriesgada tenderás a percibirla como una oportunidad (baja aversión al riesgo).
  • Tu situación financiera. ¿Qué cantidad eres capaz de destinar a una operación sin que te importe su no proliferación? Probablemente si tienes una situación financiera estable y cuentas con unos ahorros te importará menos que no salga adelante, pero si no cuentas con un fondo probablemente te importará mucho que tu operación no salga como esperabas.
  • La familia. Además de invertir en un proyecto económico, tener una familia implica invertir en un proyecto de vida. Tener una familia requiere tiempo y dinero, con lo que en algunas ocasiones el coste de oportunidad definirá qué tipo de inversiones querrás hacer.
  • Tus aspiraciones. Es frecuente observar que la aversión al riesgo depende del cumplimiento de las aspiraciones de cada uno. Todo el mundo tiene un proyecto personal, y hasta que no lo consigues probablemente no alcanzas tu propia estabilidad emocional. Pongamos un ejemplo: tienes pareja, y quieres casarte con ella, formar una familia e iros a vivir juntos, tomando como opción para ello la compra de una casa… ¿Arriesgarías tu dinero antes de comprarla o realizarías inversiones seguras?

Consecuencias de la aversión al riesgo.

Según el mercado en el que vayas a operar, pretender no correr ningún riesgo puede suponer no obtener una rentabilidad razonable para tus ahorros. Vender demasiado pronto o ni siquiera comprar serán acciones que condicionarán la salud de tu cartera de inversiones, ya que, pese a seguir siendo segura, la rentabilidad no será razonable en relación con la dedicación que le pones.

Categorías
Consejos de Inversión

Cómo empezar a invertir en bolsa desde cero

No es poca la gente a la que le pica la curiosidad la bolsa de valores. Invertir en bolsa puede parecer algo “para otra gente”, pero la realidad es que no son pocas las personas que han decidido aprender. Porque sí, parece obvio, pero hay personas que intenta invertir en bolsa sin realmente aprender cómo es el funcionamiento. Por ello, vamos a contarte cómo empezar a invertir en bolsas desde cero.

Cómo empezar a invertir en bolsa desde cero

En primer lugar, has de saber qué factores van a poder alterar el comportamiento de los mercados bursátiles. Estos son muy sensibles a los aspectos laborales, políticos, económicos, reputacionales… Factores que uno mismo no puede controlar.

¿Qué tipo de inversor eres?

Esto estará condicionado por la aversión al riesgo que tengas. ¿Qué es la aversión al riesgo? Esto es la actitud con la que afrontarás tus inversiones, y está relacionada con lo arriesgado que te atrevas a ser, con el porcentaje de pérdida que estés dispuesto a asumir: si estás dispuesto a invertir en alternativas con un nivel de rentabilidad menor, pero de manera segura, estarías asumiendo un riesgo bajo; mientras que, si estás dispuesto a invertir en alternativas con un nivel de rentabilidad mayor, pero, al mismo tiempo, con mayor nivel de incertidumbre, estarías asumiendo un riesgo alto. Para conocer más sobre la aversión al riesgo puedes hacer clic en esta entrada de Economipedia.

Empezar a invertir sin morir en el intento puede ser algo complicado, por eso, y para no extender demasiado esta entrada, te invitamos a que te descargues nuestra guía gratuita con 15 claves para empezar a invertir sin riesgo.

Ábrete una cuenta demo.

Sirve para que puedas conocer mejor la plataforma de inversiones y hacer operaciones financieras con dinero virtual. Es una opción muy valorada por aquellos que quieren empezar a invertir en bolsa pero que les cuesta dar el paso. Haz clic en esta entrada donde te explicarán cuál es la forma adecuada de operar en una cuenta demo.

Cómo empezar a invertir en bolsa desde cero

¿Cuánto dinero invertir?

¿Te has planteado esta pregunta? Es fundamental tener claro cuánto dinero te puedes permitir invertir en bolsa, pero más esencial todavía es saber que el fondo de ahorros no debe desaparecer. Invertir por encima de tus posibilidades no es una estrategia de la que nos hagamos eco en TopBolsa; es preferible hacerlo solamente con aquellos ahorros de los que puedas prescindir, ya que una mala jugada no afectaría gravemente a tu bolsillo. ¿Te planteas invertir en bolsa con poco capital? Déjate aconsejar por profesionales que te cuenten con detalle qué supone esto y de qué manera podrías hacerlo.

Recibe una formación.

Contar con un profesor que te guíe, te profundice, te esclarezca sobre la estrategia de inversión más adecuada para ti y que te inste de cuáles son las opciones en la bolsa más interesantes a las que puedes acogerte a la hora de empezar a invertir, que te dé su opinión sobre las inversiones en mercados primarios y secundarios, etc., significará la diferencia entre aprender rápido un método seguro y el funcionamiento de los mercados y tropezarte una y otra vez hasta conseguir aprender o hasta darte por vencido.

Si te gustaría recibir más información sobre el de iniciación que tenemos en TopBolsa, no dudes en programar una sesión cara a cara con nosotros o, si lo prefieres, rellena nuestro formulario de contacto; ambas opciones las puedes encontrar aquí.